viernes, 24 de febrero de 2017

la meta no es competir

Si nos ocupamos en competir con otras personas entonces nos atrasaremos o nunca competiremos
con nosotros mismos para mejorarnos en muchos aspectos los cuales son parte del proceso para alcanzar el éxito en la vida. Estamos tan ocupados intentando competir con otras personas que olvidamos competir con nosotros mismos para avanzar en nuestros propios sueños originales, dice una frase famosa y que tiene mucho de cierto en su significado: no copies lo que otras personas ya estén haciendo, no sigas el camino de los demás, "haz camino por donde no hay".
Define tu propio camino, concentrate en las herramientas que te ayudarán  a ser una mejor persona, que te ayudarán a triunfar.

miércoles, 15 de febrero de 2017

en tus peores momentos

Cuando de pronto los cambios bruscos que traen problemas o alguna desgracia
ya sea económica o desafortunadamente al perder a un ser querido. Las personas
que se llaman tus amistades solamente pocos asistirán para apoyarte y ayudarte lo
mejor que pueden. La amistad debe ser incondicional o nunca fue una amistad de verdad
y nunca será como tal. Las dificultades tienen tambien su lado positivo, como cuando descubrirás a quienes más le importas en tus peores momentos que atravieses en la vida, todos atravesamos por dificultades y momentos criticos donde en ocasiones y bueno muchas veces necesitamos el apoyo de alguien o personas a quienes realmente le importamos.

viernes, 3 de febrero de 2017

la oportunidad

Perdemos la oportunidad de conocer a el amor cuando estamos tan distraidos con las dificultades, perdemos la oportunidad de conquistar el éxito cuando pensamos que hemos fracasado debido a las dificultades a las cuales ponemos toda nuestra atención. Perdemos la oportunidad y una tras otra cuando permitimos que nuestros pensamientos sean negativos debido a la influencia externa. Perdemos de vista la oportunidad de ser mejores personas cuando culpamos a la realidad de nuestras frustraciones. Siempre recuerda que las dificultades tambien pasan por algo, la oportunidad de conocer al amor de tu vida, o a los clientes que buscas, en fin las dificultades solamente son malas y miserables si asi las vemos, dependiendo de nuestra actitud mejoramos o nos "hundimos" más.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Cómo conquistar la autocrítica para una mayor felicidad


 ¿Eres altamente autocrítico? ¿Te golpean los fracasos? ¿Trabajas demasiado y te presionas demasiado duro sin darte tiempo para respirar o relajarte? ¿Sientes la necesidad de competir, superar a los demás y avanzar por delante de la manada para tener éxito? ¿Vives con vergüenza, autocrítica y, a veces, con la sensación de no ser lo suficientemente bueno? Vivimos en una sociedad que regularmente nos envía el mensaje para lograr más, trabajar más duro, ganar, ser perfecto, superar, ser el mejor. Por supuesto, no hay nada de malo en tener metas y sueños que perseguir. Sin embargo, la mayoría de nosotros no nos detenemos a considerar si nuestra actitud autocrítica y competitiva actitud realmente nos está ayudando a alcanzar nuestros objetivos y sueños o si realmente podría estar de pie en nuestro camino. Una nueva investigación sugiere que la auto compasión puede ser una alternativa muy superior.

La autocrítica: una tendencia de auto-derrota

Kristin Neff, profesora asociada de la Universidad de Texas y pionera en la investigación sobre la compasión de sí mismo, Ha demostrado que cuando nuestra autoestima depende de otros que compiten, nos vuelven más inseguros y ansiosos: Fallamos, nos volvemos altamente autocríticos, aumentando nuestra miseria. Frente a la crítica, nos volvemos defensivos y nos sentimos aplastados. Abandonamos el desafío. Por otra parte, la competencia fomenta la desconexión: en lugar de construir la conexión social que la investigación muestra es esencial para el bienestar, vemos a los demás como obstáculos para superar y en última instancia, nos sentimos más separados de los demás. El objetivo principal de nuestro deseo de éxito es tener éxito, pertenecer y ser amado, pero irónicamente la autocrítica y la competencia terminan teniendo el efecto inverso.


Auto-Compasión: Una alternativa saludable que tiene resultados

Donde la autocrítica nos deja impotentes y angustiados, la auto compasión está en la raíz del empoderamiento, el aprendizaje y la fuerza interior. Con auto compasión, nos valoramos no porque nos hayamos juzgado positivamente y otros negativamente, sino porque somos intrínsecamente merecedores de cuidado y preocupación como todos los demás. La compasión de sí mismo significa tratarnos a nosotros mismos como lo haríamos con un amigo. En lugar de reprender, juzgar o agregar a la desesperación de un amigo, escuchamos con empatía y comprensión, animamos a recordar que los errores son normales y validan sus emociones sin agregar combustible al fuego. Neff define la compasión de sí mismo como "ser amable y comprensivo hacia uno mismo en casos de dolor o fracaso en lugar de ser severamente autocrítico; Percibir sus experiencias como parte de la experiencia humana más grande en lugar de verlas como aislantes; Y sosteniendo pensamientos y sentimientos dolorosos en la consciencia consciente, en lugar de identificarse con ellos.

Los auto-críticos no son los únicos que carecen de compasión. Algunas de las personas más bondadosas también lo hacen. El trabajo de Neff confirma esta observación: No hay correlación entre el rasgo de compasión de sí mismo y sentimientos de compasión hacia los demás. Muchas personas, en particular las mujeres, son mucho más compasivas y más amables con los demás que con ellas mismas. Afortunadamente, la auto compasión se puede aprender. Es una práctica que puede ayudarnos a todos a ser menos autocríticos y, al prevenir el estrés y la agitación de los mismos, nos permiten ser más felices, más exitosos y de mayor servicio a los demás.


La autocompasión conduce al fortalecimiento

La compasión de sí mismo no significa que dejemos de trabajar duro y apuntamos al éxito. En cambio, es un cambio de actitud y está vinculado con un mayor bienestar, así como resultados de rendimiento superior. Tampoco la auto compasión implica auto-indulgencia. Por ejemplo, un padre que se preocupa por su hijo insistirá en que el niño coma verduras y haga su tarea, sin importar lo desagradables que sean estas experiencias para el niño. De manera similar, dandonte tu tiempo en ti mismo puede ser apropiado en algunas situaciones, pero en tiempos de indulgencia excesiva y pereza, la compasión de uno mismo implica endurecer y asumir la responsabilidad.


La autocompasión conduce a una mayor productividad

Cuando uno está motivado por la compasión de sí mismo, entiende el fracaso no como un indicador doloroso de la derrota, sino como una oportunidad de aprendizaje de la que el crecimiento puede seguir. Mientras que la autocrítica conduce a emociones dolorosas y contraproducentes ante el fracaso, la autocompromisión, por lo tanto, abarca el desafío. Por lo tanto, las personas con mayor compasión de sí mismos mejorarán su desempeño después del fracaso. Además, al prevenir los efectos derrotados de la autocrítica, la auto compasión nos permite mantener la paz de la mente y, por lo tanto, conservar nuestra energía. Al mantener la calma y la comprensión ante el rechazo, el fracaso o la crítica, desarrollamos la cabeza equilibrada, la fuerza y ​​la estabilidad emocional que nos permiten tener un mayor bienestar y ser más productivos y exitosos.

La autocompasión conduce a una disminución del estrés

Aunque la investigación sobre la fisiología de la auto compasión versus autocrítica todavía está pendiente, Neff plantea la hipótesis de un modelo simple. La autocrítica dura activa el sistema nervioso simpático ("lucha o huida") y eleva las hormonas del estrés como el cortisol en nuestro torrente sanguíneo. Cuando este aguijón nos tiene a nosotros, no podemos aprender y comprometernos con el núcleo de la verdad que puede estar allí para servirnos. También conocida como la "hormona del abrazo", la oxitocina es liberada en madres lactantes, durante abrazos y sexo, y se asocia con sentimientos de bienestar, confianza y lealtad.

Prácticas para aumentar la autocompasión

1) Escríbase una carta: Tome la perspectiva de un amigo compasivo, así que usted puede imaginarse que usted es esta otra persona. ¿Qué me diría un amigo compasivo y amable en este momento? ¿Cuáles serían sus palabras? Más tarde, vuelve y lee la carta y recibe de ti mismo.

2) Escriba su auto-charla: Si usted se autocrítica porque sus pantalones vaqueros no encajan o usted dijo la cosa incorrecta en una situación, anote las palabras autocríticas que vienen a la mente y pregunte si alguna vez Decir estas palabras a un amigo? ¿Qué diría un amigo?

3) Desarrolle un mantra de autocompasión: Neff sugiere el desarrollo de algo que es fácilmente memorizado para que cuando algo difícil sucede, puede ir a sus frases. No son afirmaciones positivas sino recordatorios. Esta es la compasión que ella misma desarrolló para sí misma "Este es un momento de sufrimiento, el sufrimiento es parte de la vida, puedo ser amable conmigo mismo en este momento puedo darme la compasión que necesito" El hijo de Neff tiene autismo y cuando él Tendría una rabieta en público, inmediatamente se volvería a su mantra de compasión de sí mismo en parte como un enfoque para su mente, pero también porque lo que más necesitaba en ese momento era el apoyo emocional para sí misma para poder lidiar con la situación con calma y con más gracia.

4) Meditación: La meditación es un proceso por el cual, a través de la contemplación y la relajación, podemos comenzar a aflojar el agarre de pensamientos y emociones autocríticas. Hay muchas formas de la práctica de la meditación de las meditaciones del mantra, a las prácticas de respiración, mindfulness al yoga oa los paseos de la naturaleza. Encuentre una práctica que funcione para usted y le permite crear espacio y tranquilidad en su mente.

Entradas populares